lunes, 19 de diciembre de 2011

¿De dónde salió el peje? El relato no autorizado de AMLO


Por: Luis Orlando Pérez Jiménez*
“El licenciado” Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como lo llaman sus amigos más cercanos, es prácticamente un político del cual se conoce muy poco sobre su trayectoria. Televisa y Tv Azteca se han encargado de crear un personaje político cuyas características lo pintan como una persona cerrada, autoritaria, impositiva y hambrienta de poder. Se le ha tachado de creerse “el mesías de México”. Los más exagerados lo han perfilado “como un peligro para México”. Pero, ¿quién conoce realmente a López Obrador?
Para Javier May Rodrígez, coordinador del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), en siete estados del sureste mexicano, y ex dirigente estatal del PRD en Tabasco, quien conoce a AMLO desde 1989, nos comenta: “yo conocí a sus papás, al señor Andrés López, a su mamá y a su abuelita. Eran personas muy honestas, que inculcaron en AMLO el amor al prójimo y el poder ayudar al más débil (…) Sus papás siempre lo apoyaron y lo impulsaron, tanto en su carrera, como en sus ideales, eso a mí me consta. Siempre solidarios con él, en los momentos muy difíciles de la lucha, cuando en Tabasco ser opositor era toda una aventura y no había futuro”.

Por otro lado, el maestro Rodolfo Lara Laguna, quien conoció a AMLO desde que estudiaba en la secundaria federal número uno, recuerda que AMLO era un estudiante común, y nos relata: “nunca me imaginé, que con el tiempo se convirtiera en el líder nacional que hoy es, por su puesto tampoco que fuera a ser un líder contestatario, rebelde y crítico. Trabajaba yo diría que normal, hacia sus tareas como cualquier estudiante”.
AMLO fue director del Instituto Nacional Indigenista (INI), situación que marcó la visión y la lealtad con la gente más empobrecida del país, en eso coinciden Lara Laguna y May Rodríguez . Lara reflexiona “yo creo que él se forma como un líder de masas, que sobre todo atiende las demandas populares desde que trabajó en el INI, y que estuvo viviendo en la zona indígena de Nacajuca. Él no solamente vive como los campesinos y los indígenas, sino que además lleva a su esposa y ahí nace su primer hijo. El convivir con los indígenas y los campesinos en su estado de miseria y de pobreza, yo creo que ese ambiente lo envolvió, y definitivamente lo motivó para ser el abanderado de estas causas justas para todos los pobres, que viven desgraciadamente en esas condiciones y que son mayoría en este país”.
May Rodriguez completa el relato y nos afirma “él se fue a integrar en las comunidades, trabajó cerca con ellos, compartió con ellos, siempre, no nomás ha sido el discurso hueco, sino que también su práctica así lo ha demostrado, es una gente que no tiene riqueza, que vive en la justa medianía como él lo dice (…) y eso le da mucha autoridad moral y política para poder hacer los planteamientos para defender el país”.
Además Lara considera que AMLO representa para las nuevas generaciones, un liderazgo que se va construyendo poco a poco, no es un liderazgo que surge de la noche a la mañana, que brota espontáneamente, sino que de acuerdo a los cargos que él va teniendo, que va desempeñando, él va sembrando poco a poco, va madurando, y se convierte en un líder de oposición. Es un proceso que se da en realidad en él. “No es un proceso que se da como los hongos en la época de lluvias, los verdaderos liderazgos se construyen, con acciones, con hechos”, y AMLO fue haciendo ese liderazgo desde antes que ingresará a las filas de un partido político.
Para Lara, AMLO se convirtió en el líder nacional nato, cuando Vicente Fox trató de desaforarlo, cuando era gobernante de una de las ciudades más poblada y problemáticas del mundo. Ese hecho lo obligó a dar el “gran salto de gobernante a líder”.
A la pregunta sobre la imagen de AMLO de político poco abierto al diálogo, May Rodríguez contesta “quiero decirte que las decisiones siempre se consultan, siempre se consulta a los ciudadanos, siempre son asambleas públicas (…) AMLO es una persona que escucha y con mucha visión política, con mucho conocimiento del país (…) habla fuerte, sí, habla las cosas como son, por su nombre y eso molesta mucho, a mucha gente, a muchos ciudadanos. Lo acusan de eso, pero no lo acusan de que sea una gente corrupta, de que ha robado, de que se ha enriquecido”.
Por otro lado, Manuel Antonio Madrigal Sánchez, coordinador operativo de la estructura electoral de la defensa del voto del movimiento Regeneración Nacional que encabeza AMLO nos comparte que “tenemos un país hecho pedazos, queremos una persona más consciente del pueblo de abajo, que nunca ha sido volteado a ver, que no lo han volteado ver otros gobiernos, ya le toca a la gente humilde, que llegue un humilde presidente”.
Finalmente Madrigal Sánchez nos invita: “investiguen más respecto a esta figura. Si nada más se dejan llevar con lo que la televisión dice, pues no van a conocerlo. Los invito a leer el periódico “Regeneración”, ahí está la clave, ahí están los conocimientos”.
Una lectura obligada para conocer el pensamiento político de AMLO, es el libro donde estampa su proyecto alternativo de Nación, apoyado por 39 intelectuales. AMLO ha denunciado que el modelo neoliberal actual, sólo ha beneficiado al 1% de este país. Los grandes millonarios no pagan impuestos, mientras que los trabajadores que ganan salarios bajos, les quitan el 30% de su salario. Lara señala, “esta situación ya no puede seguir así, estamos al borde del abismo, ya tocamos fondo. Más de 50 mil muertos, medio millón de campesinos que cada año emigran a los Estados Unidos ,miles de personas sin trabajo, 7 millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan. Una política internacional errática, subordinada al imperio norteamericano”.
Finalmente Javier May Rodríguez asevera, “tenemos la oportunidad de que haya una verdadera transformación en el país. Que se abata la delincuencia, que se le apueste al progreso, al desarrollo del campo, a la producción, que abarque la generación de empleo, que se le apueste a que todos los jóvenes tengan la oportunidad de participar (…) Que realmente las familias sean felices, que ese es el fin de todo gobierno, de velar por la felicidad de sus conciudadanos. Es una oportunidad de sentar las bases para una verdadera transformación (…) Tenemos que recordar que nos han ofrecido los que estuvieron antes, coinciden con el mismo proyecto político y económico que ha empobrecido a más de la mitad de los mexicanos. La responsabilidad también es nuestra, es más de lo mismo o el cambio. La decisión es del pueblo”.
*El autor es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana Leon, actualmente cursa la maestría en Filosofía Social del ITESO, y es escolar jesuita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario